Buscar

Cargando...

lunes, 7 de febrero de 2011

Un buen concejal…debe ser.

Se buscan concejales para las elecciones de octubre, se reciben en la ciudad hojas de vida, anexar, declaración de renta, certificado judicial, certificado de la procuraduría y certificado de la contraloría.
Un concejal en principio debe ser un CIUDADANO PREOCUPADO por el bienestar de la ciudad y de sus habitantes… un servidor público, que perseguirá siempre la satisfacción de los intereses generales de los ciudadanos, orientados siempre hacia el interés común, al margen de cualquier otro factor que exprese posiciones personales, familiares, corporativas, clientelistas o cualesquiera otra que pueda colisionar con ese principio.
Un concejal debe ser INTEGRO; un aspirante al concejo debe evitar la descalificación y la calumnia en el juego político, siendo capaz de probar aquellas acusaciones que se formulen en público; de no ser así, se debe abstener de proponer su nombre a la sociedad cucuteña.
Un concejal tiene que ser OBJETIVO; Al resolver sobre asuntos públicos, incluidos los nombramientos públicos, la contratación pública, o la recomendación de ciudadanos para recompensas y beneficios, los miembros de la Corporación deben elegir por razones de mérito.
Un concejal debe ser RESPONSABLE; El ciudadano que se convierte en concejal debe respetar la palabra dada y ser fiel a sus electores y al partido por el que ha sido elegido. Debe ser leal con la representación que ostentan. Pondrá todo su esfuerzo en realizar la mejor gestión y prestar el mejor servicio a los ciudadanos.
Un concejal debe ser TRANSPARENTE; sus actividades públicas relevantes deberán ser transparentes y accesibles, justificando cada una de sus actuaciones.
Un concejal debe ser HONESTO; No debe utilizar su cargo político con fines personales, no debe servirse de información privilegiada para su lucro personal, ni utilizar su puesto político para intereses ajenos a la Institución.

Y para finalizar, un concejal debe apoyar con EJEMPLARIDAD; la honestidad, la responsabilidad, la transparencia y la integridad; Debe siempre haber ejercido cargos públicos con transparencia y por supuesto haber manejado los recursos públicos con austeridad y sin haber realizado actuaciones que puedan menoscabar ni la ética, ni la dignidad con el que hubiese ejercido el cargo público.
No estoy pidiendo conformar el concejo de los santos apóstoles, pero todo aquel que se sienta con pecado que calle ahora y se retire para siempre, respetando la ciudad y a sus ciudadanos.
La ciudad debe empezar a cambiar en forma integral y ya somos un movimiento grande de ciudadanos los que pretendemos dar el golpe de opinión en los próximos comicios de octubre, recuerden que la ciudad es de todos…y no de unos cuantos.

2 comentarios:

myriam dijo...

excelente...muy a tiempo recomendación....

felix dijo...

Estoy de acuerdo con su perfil de su hoja de vida.Pero.El concejal debe ser inteligente, que lleve su cumulo de proyectos para gestionar en su administración, ejercer un control politico al municipio, no convertirse en coadministrador y negociador de puestos y contratos, terminando en ser un idiota útil de todos por su sentido mercantilista y personalista de atesorar dinero en el menor tiempo posible. Se requiere una persona honesta, transparente y con deseo de trabajar y conocedora de la problematica del pueblo cucuteño. No convertirse en carpintero que a todo quiere darle serrucho y sacar sus diezmos y sus tajadas, como siempre sucede.